CURSO DEL 63

octubre 7, 2009 at 10:50 am (Educación)

(by Marian)

Ayer por la noche empezó en Antena 3 un nuevo programa, un docu-show, inspirado en anteriores experimentos sociales y de igual envergadura en Inglaterra y Francia.

El programa se llama “Curso del 63”, no sé si alguno de vosotros lo pudo ver. A mi me entró la curiosidad  hace ya varias semanas, más que por otra cosa, porque siento un especial regustillo cuando veo que a un niñato estúpido, maleducado e ignorante, le plantan cara y le obligan a callar.

El programa para el que no lo sepa trata de recrear lo que fue un colegio en la década de los 60,  con sus obligaciones y deberes de cara a los alumnos, sus uniformes, sus normas, y hacer entrar en esa rutina a una panda de niñatos del siglo XXI, con sus estupideces mentales, su incultura (que vaya telita), su forma de hablar barriobajera, sus amenzas de canis, etc.

Confieso que me sentí complacida al ver lo mal que lo pasaban, ver como aunque de boquilla sí que lo decían, no se atrevían a levantarle la mano al profesor y obedecían las órdenes bajando la cabeza al final, sin la posibilidad de grabar nada en el móvil para subirlo al youtube, ni salir corriendo a casita para contarles a papi y mami, los crueles que eran los profesores con ellos.

Yo nunca hable de usted a mis profesores, ni desde luego el ambiente académico en el que me movía era tan represivo, pero jamás, nunca, se me ocurrío reirme de uno de ellos delante suya, ni por supuesto levantarle la mano.

Obvia decir, que por suerte, este tipo de comportamientos medio delictivos, no es seguido por la mayoría de chavales, pero aún así, los niños de hoy están demasiado seguros de su inmunidad, y creo que es algo que debería cambiar.

Vosotros que pensais, esto irá a peor; mejorará la situación; no es tan terrible el león como lo pintan; quien tiene más culpa de que la gente joven sea así, los amigos, los padres, la televisión, la sociedad en general,….????

Anuncios

23 comentarios

  1. Niké said,

    Yo siempre he creido, y mantengo, que el problema viene de casa. No hace falta irse al 63 para comprobarlo. Los niños de ahora se creen que sólo tienen derechos.
    Hace un par de años me dio por hacer el CAP e hice las prácticas en las pepas, donde yo estudié. Hacía tan sólo 5 años que me había ido y me pareció que los niños estaban por domesticar. Eran salvajes, respondones y bordes. Todos hemos tenido alguno así en nuestras clases, pero eran uno o dos, un grupo reducido a lo sumo, pero es que ahora son la mayoría. Y yo me tenía que morder la lengua, porque claro, para un mes que iba a estar allí, no me iba a poner en plan sargento. Así que aguanté y les demostré de otro modo que estaba a años luz de ellos. Yo me tiré dos días estudiandome sus nombres y apellidos con sus fotos, pero la cara que pusieron cuando los llamaba por sus nombres, después de que me habían dado nombres falsos el primer día, no tenía precio. Sobre todo cuando me preguntaron por qué me los sabía y les dije que ellos me los habian dicho el primer día.

    Pero sobre todo me sorprendió la falta de respeto que tenían y cómo se creían los dueños del mundo. En el fondo me daban un poco de pena, porque están tan acostumbrados a que papá y mamá les saquen las castañas del fuego y vayan a reclamarles a los profesores si les castigan que el dia que tengan que enfrentarse a una universidad, donde al profesor se la refanfinfla tu padre, porque ya eres adulto, o peor, a un puesto de trabajo, les van a venir todos los palos juntos. Y entonces llorarán porque nadie les dijo en su momento que el mundo no gira alrededor de su ombligo.

    Parte de culpa, por supuesto, la tiene el sistema, que permite pasar de curso a niños a los que les queda hasta recreo, no saben hacer la O con un canuto y creen que en Matemáticas no es necesario respetar las normas de Ortografía. Se da importancia a chorradas como educación para la ciudadanía, que aún no sé para qué sirve, y a nadie le preocupa que los niños no sepan quien fue Franco o Don Quijote.
    Yo creo que los profesores están para enseñar esas cosas, no para corregir los fallos de educación de los padres. Es en casa donde se aprenden el respeto y la buena educación, donde se aprende a comer, a hablar y a tratar a los demás. Si cuando el niño pega la primera voz, el padre le para los pies en vez de reirle las gracias, no tendrá que hacerlo el maestro.

    Sólo espero, de verdad, ser capaz de transmitir a mis hijos, si algún día los tengo, los valores que creo que mis padres me han inculcado a mí. Espero enseñarles a luchar por lo que quieren y ganarlo a base de esfuerzo y dedicación y, sobre todo, con respeto.

  2. Guille said,

    Totalmente de acuerdo contigo Niké, aunque también se debería enseñar respeto en las aulas, siempre con la base de los padres y, por supuesto, de la sociedad. El tema es que llegará el día en que esto se vea como un ciclo, porque algunos que han sido así, ya van creciendo y van siendo más duros y estrictos que nuestros padres con nosotros o incluso nosotros mismos… así que me encantará ver a los hijos de esos ahora niñatos y comprobar que más de uno se llevará bofetadas sin rechistar y se verá más como un cuéntame que otra cosa.

    Debo decir que a mí jamás, jamás jamás me pegaron, ni tortas, bofetones ni nada de nada… tan sólo respeto y hacerme comprender lo que estaba bien o mal. No digo que yo sea modelo de nada y, por supuesto, hay casos en los que viene bien una buena torta para evitar males mayores… pero ni tanto ni tan calvo. Oí después del programa algo en el debate que hicieron: hablaba una de las profesoras del Gran Hermano Severo… explicaba que no era tan permisiva como ahora, pero tampoco tan severa como en el programa. Pero lo que más me gustó es que para ella lo mejor sería adaptar lo antiguo, que funcionaba y muy bien, a la nueva época.

    Por eso, también hay que culpar a la educación actual, que no a los profesores, por el bajísimo nivel que hay. Ahora conozco a muchos que no hubieran aprobado nada de nada ni en primaria y que están “sacando” notazas y obteniendo becas por buenos estudiantes… venga ya señores. No es que yo haya estudiado mucho nunca, pero tampoco me hubiera pasado nada por hincar un poco más los codos… y ahora yo sería un estudioso comparado con los niñatos de ahora que se quejan por exámenes de lecciones de dos páginas subrayadas de un libro de un nivel que da risa. Revissemos eso, y si hay que cambiar la educación, pues se cambia que tampoco pasa nada….

    Que no es volver atrás señores, es sólo aprender del pasado y aplicarlo al ahora… por eso estudiamos Historia, por eso existen libros y por eso deberíamos volver a los cuadernillos Rubio, los castigos si no se hacen los deberes y las mil y una cosas que nos ha hecho hombres y mujeres de provecho.

  3. Lalaith said,

    El problema fundamental que tenemos los niños en algodones, no les demos un bofetón porque se traumatizan, no les supendamos porque se traumatizan, no les castiguemos porque se traumatizan, amos hombre. Nunca he defendido la violencia, en mi colegio de monjas nunca nos pusieron la mano encima, pero nunca me olvidaré a Vidarte, el borde más borde del colegio, callándose y achantandose con la hermana Pilar, un retaco de 1.50 que pesaba 40 kilos (que mala leche tenía la puñetera).
    A los chiquillos les tienen que salir callos, tienen que aprender de los problemas y superarlos, no puede ser que se den la cantidad de casos de depresión y suicidios en adolescentes y posadolescentes, no saben afrontar el mínimo problema que se les plantea en la vida.
    Y yo creo que el fundamental error que hay ahora mismo en el sistema educativo, es la completa responsabilidad que se le da a los profesores en la educación total de los chiquillos. Me explico. Antes, el profesor enseñaba su materia y como te tenías que comportar en clase, y los valores y la educación te la daban tus padres. Ahora no, todo recae en el profesor, pero al mismo tiempo se le quita toda autoridad, los padres pretenden que el profesor le enseñe al niño y además que le apruebe, pero hombre por favor, si hace poco leí a una sicologa infantil que tenían que quitar los deberes para casa, porque los padres no tienen tiempo para dedicarselo a sus hijos en casa y además el niño se agobia mucho…
    No sé, a veces me da un poco de mal rollo todo esto y sobre todo el tipo de adultos que saldrán de aquí a unos años.

  4. Niké said,

    Todos hemos hecho deberes en casa y no nos hemos muerto, ¿eh? Además, seamos sinceros ¿qué haces toda la tarde en tu casa si tus padres están viendo la tele, con lo que no puedes poner la consola, son las 4 de la tarde, con lo que no se puede estar en la calle, y leer no lees, porque para los niños de ahora leer es pecado? Pues los deberes. XD

    Ains… si es que es verdad, tenemos a los niños entre algodones, con la tontería de que son pequeños. Que antes tú te pegabas con un niño y llegabas a casa con un par de moratones y raspones, te echaban un poco de mercromina, de la roja, por supuesto, y te mandaban a jugar cuando dejabas de llorar. Ahora no, ahora tu padre denuncia al padre del otro niño por haber atentado contra su integridad física y moral. Por dios, que todos nos hemos peleado jugando al superhéroe de turno y nadie se ha muerto. Como mucho tenemos cicatrices en las rodillas de caernos.

    Habrá que ver a estos de padres, porque tan acostumbrados a tener todo lo que quieren por las buenas o por las malas, volveremos al Cuéntame, como dice Guille. Yo desde luego espero no tener a uno de estos incompetentes como subordinado cuando trabaje… y mucho menos como jefe. Porque puede arder Troya.

  5. Guille said,

    Si mis hijos no tuvieran deberes, ya me preocuparía yo de ir a ver el porqué no tienen, y en todo caso para eso estoy yo, ya se los pondría yo. Cierto es que hay cosas como la lectura que se debería fomentar, pero lo que no aguanto es ver cómo a niños que están predispuestos a leer, se les quitan las ganas con los tostones que les mandan. Hay libros y libros, señores maestros, y algunos de los que ahora mandan no son para niños. No por dificultad lectora ni nada, sino por aburridos. Los Barco de Vapor eran mucho más adecuados que “KIka Superbruja”, además de más serios… es que ya no hay término medio? De los Pokemon y Teletubbies pasamos a La Colmena… venga ya! Y al final les hacen un examen para ver si lo han leído… y si no apruebas, en verano te pasas todo el tiempo leyendo Colmenas y Regentas. Pues lo normal es que le cojan asco. Habrá alguno que le guste, eso sí, pero si no tienen costumbre… hay que hacérsela a base de libros adecuados.

    Y otro tema es que ahora mismo, los niños de papá que siempre han tenido lo que quieren después de un berrinche de tres pares en el hipermercado de turno o frente a una juguetería, hasta ahora llegaban a los 13/15 y pedían ropa y motos a reventar… y los papis se lo compraban todo “para que no se pille traumas”. Pero con la crisis ya no hay dinerito para motitos y los niños se encuentran con un “No” que antes no habían tenido y se extrañan. A mí nunca me faltó de nada, pero una cosa equilibrada, justificada y sensata… y no se me ocurría llorar o mandar a la mierda a mis padres porque no me compraban tal o cual cosa… y el que más y el que menos ha visto escenitas del palo en público… triste, señores, muy triste.

    Ahora se están movilizando porque quieren hacer un último macrobotellón en el Vivero antes de que lo prohíban, a modo de despedida. Despedida! uffff. El caso es que pueden ir al ferial, pero claro, eso no les gusta tanto… pues si les gusta beber, o que se vayan a un bar. Eso va para los mayores de edad, que los hay muchos, incluso casados eh? Porque los menores deberían estar vigilados primero por sus papis (no les ha sentado mal la comida, imbéciles, ¿no ves como huele a alcohol tu niño?) Si yo tuviera la potestad necesaria pondría policías haciendo de niñeras, ya que los padres no actúan como tal. A pedir DNIs, y el que fuera menor, a llevarlos a casa o llamar a sus padres para que éstos tuvieran algo por lo que pasarlo mal. Y si “no pueden atendera sus hijos porque están ocupados” (son los típicos de “yo es que llego tarde a casa, pero esa media hora con mi hijo es de calidad, porque es mejor la calidad que la cantidad”) pues que sacaran tiempo de donde sea para buscar a sus hijos y enseñarles lo que se debe o no hacer.

    Uffffff

  6. Marian said,

    Para mí el problema básico en esta sociedad, en lo que a educación infantil se refiere, recae total y absolutamente en los padres. Padres que dicen en público y bien alto para que todo el mundo lo oiga bien: ” Si yo soy mi hijo, le pego dos ostias a ese profesor”, como bien pudo oirse el martes en ese reality. Padres que a las 4 de la tarde, cuando deberían estar intentando ayudar a sus hijos a hacer las tareas del colegio, tienen puesto ese horror televisivo que es “Sálvame”, por poner un ejemplo, donde una tía cobra unos 20.000 € mensuales, por haberse dejado preñar por un mata vacas. Padres que para que sus hijos no molesten les ponen tele, consola y ordenador en sus habitaciones. Padres que no pueden soportar la idea de que en el colegio, los profesores castiguen a sus hijos porque se han portado mal, porque para ellos, lo que hagan sus hijos están por encima del bien y del mal.
    A mí mi padres nunca me pusieron la mano encima y desde luego mis profesores tampoco, la verdad es que nunca me castigaron, sería por que tampoco di nunca motivo para hacerlo, pero los profesores me inspiraban respeto, y si alguna vez fui a mis padres diciendoles algo que me hubiera pasado con ellos, mis padres jamás fueron para el colegio o el instituto a insultar ni a pegarles “dos ostias”.
    Confío plenamente en que esto cambie pronto y los futuros padres, vean que que esto no puede seguir así, que hay que cambiar el chip, que no hace ponerles la mano encima a ningun niño para imponer el respeto que estos niñatos necesitan.
    Yo me indigno, me subo por las paredes cuando estos niñatos sin una sola neurona en la cabeza sale por la tele o los ves en la calle creyéndose los reyes del mambo por el simple hecho de ser menores, porque saben de más que nunca les pasará nada. Y no solo en el entorno escolar sino en todas las vertientes de la vida. Tienen impunidad para robar, para pegar palizas, para tomar dogras y alcohol, para follar y quedarse preñados, para asesinar a sangre fría. Por eso, por que no va a pasarles nada, porque sus padres defenderán lo indefendible, y de mayores andarán a ciegas en un mundo que no es el que ellos pensaban, el que sus padres le mostraron, y entonces, no sabrán como actuar, no sabrán como defenderse. Y es una verdadera pena que esto sea así.

  7. Niké said,

    El problema vendrá cuando encuentren la horma de su zapato. Porque les pasará, y entonces no estará papá para reñir al tío que le ha partido la boca. Os pongo un ejemplo: hace tiempo, estaba comprando con mi madre en Mercadona, tan normal, y llegamos a la caja. Pues en la cola de al lado, habia un quinqui de 15 años con su novia, tan quinqui como él. El caso es que tras ellos se puso un matrimonio, con su cesta de la compra, tan normal. De repente el niñato se puso a decirle al pobre hombre que si se estaba acercando a su novia, que si era un salido, que si le iba a partir la cara. El pobre hombre flipaba en colores.
    Algunas personas le dijeron al chaval de buenas maneras que no le faltase al respeto, porque no le habia hecho nada. El chavalín, montó en cólera y se acordó de la madre del hombre, de su mujer, allí presente, y del resto de la familia.
    El hombre no hizo nada y quedó ahí la cosa, pero os aseguro que si en lugar de ser ese hombre tranquilo de cuarenta y algo, es un chaval de 20 o 25, se la suda que el otro sea menor y le parte la boca allí mismo. Y con razón, porque la cantidad de lindezas que le dijo sin venir a cuento abultaban más que el chaval.
    Y lo peor es que la novia estaría orgullosísima de que su caballero andante haya defendido su honor. Como si le quedase honor que defender…

  8. Guille said,

    Jajajaja, honor?que es eso? pero si se encuentran con su homólogo, pues nada, a darse de guantazos hasta reventar, y como ganaría el de 25, el otro llamaría a sus 15 colegas y al final gana el caballero andante… si es que las cosas son así de tristes. Antes cuando estabas en el colegio o el instituto no se te ocurría meterte con “los de octavo” o los de bachillerato/COU, porque eran mayores, porque te miraban y ya está todo dicho, porque es que ni siquiera existías para ellos… y ahora te ves a un niñato de 11 años meetiéndose y empujan o a otro de veintitantos.. y qué va a hacer el pobre chaval? Pues callarse o como mucho empujarle para que siga creciendo como un delincuente… ahora te ves a grupitos de pitufos intimidando en la calle y pidiendo “euros” como si tuvieran el derecho de tener tu dinero… pfffff. Como dice mi abuelo “un pico y una pala les daba yo a todos!!! jajaja.

  9. El Señor X recuperándose said,

    Ufff, tema peliagudo el de la educación.

    Pues a mi si que me han caido tortas hasta en el cielo de la boca, tanto en el colegio como en casa, y tampoco es que me haya traumatizado ni tenga problemas psicológicos (los tengo de otras cosas, pero no de eso). Como yo lo veo, la educación de los chavales es un conjunto de circunstancias que se aprenden en casa y se refuerzan en la escuela. En casa tienes que tener autoridad y saber enseñar. Aunque suene mal, al principio el crio es como un cachorro, tienes que enseñarle quien manda para que a partir de ahí, cree el escalafón de valores. Nunca he creido en el padre colega.
    Ahora bien, desde el punto de vista legal, esto está así. El menor de edad está totalmente amparado por la ley, no es responsable de nada, es intocable, es dios. Tristemente es así, y mientras haya capullos que aprueben este tipo de leyes, la cosa no pinta mejor. Cuando le das un guaya al crio, este te denuncia, y un juez te mete un puro, señores, es mejor nacionalizarse portugues, porque esto hace aguas. No quiero ser pesisimista, pero que haces tu con un crio entre 12 y 16 años, que se te revela y hace lo que le da la gana. Porque si le das multazo y la custodia a hacer puñetas, si lo castigas reteniendole utiliza la violencia contra ti, pero ojito tu con tocarlo. Alguien me da una solución. No para la generación venidera, sino para la que actualmente exite.

  10. Niké said,

    Guille, no te olvides que el de 25 también tiene colegas. XD

  11. Guille said,

    Si, pero no se puede convertir en una guerra de bandas, que no es una peli americana este país! jajaja.

    Señor X, no hablo de padres colegas, se puede enseñar sin ser colega. Mis padres no lo han sido nunca ni lo serán, son padres y basta, que ya es demasiado. Pero no por ello han tenido que pegarme. No digo que sea mejor o peor, sólo que se enseñe desde el sentido común, algo no tan habitual en estos días.

    Y si no, ya te di la solución: vende a tus hijos que así sacas unas pelas… hombre ya!ajjajajajajjja

  12. El Señor X said,

    El sentido común?. Donde venden eso? por internet?

  13. Niké said,

    Guille, es que pelea es cuando los dos bandos pegan. Si solo da uno y el otro recibe se llama paliza. Además, ya sabes que la realidad supera a la ficción.

    Sr X. eso se cultiva en casa, como la María. Lo chungo es encontrar las semillas, porque las que hay en el mercado están más adulteradas que las rayas de polvos talco.

  14. Guille said,

    Eso es verdad. Pues nada, nada… paliza al canto!

    Y sí, yo tengo plantado en casa, pero no sé… no me agarra…

  15. Tirana_de_Bergerac said,

    LA EDUCACIÓN SE ENSEÑA EN LOS HOGARES, EN LA CALLE Y EN LA ESCUELA ES DONDE SE DEMUESTRA…

  16. Marian said,

    Ahí está mi Xarly.

  17. Niké said,

    Amén.

  18. El Señor X said,

    Xarly (marisol supongo) entonces el problema es casero no? si el niño sale imbecil perdido es porque en casa son iguales? Tener un crio es muy fácil, (demasiado para mi gusto), y si no vienen con manual de instrucciones y el sentido común es más escaso que las hipotecas sin euribor, que hacemos?.

  19. Guille said,

    Pues según planteas hay que sacarse el carnet de padre antes no? Yo lo que veo más lógico, señor X, es fomentar las buenas formas, educación y enseñar a nuestro hijo lo mejor que se pueda… así se reducirá la posibilidad de que salga imbécil. Y si sale a pesar de todo, pues ¿qué se le va a hacer? Al fin y al cabo es nuestro hijo y se le quiere de todas formas… aunque por mí no quedará una charla por tener, que conste.

  20. Marian said,

    Lo que no puede ser Señor X, es que en casa se le consienta al niño/a todo. Y me da igual esa excusa de que como trabajamos fuera de casa y tenemos poco tiempo para estar con el nene, le permitimos absolutamente todo, por que… pobrecito. Lo siento, pero esto no es así. Mis padres han trabajado los dos desde antes de que naciéramos mis hermanas y yo, hemos tenido a una chica que era la que se ocupaba de nosotras porque mis padres estaban fuera de casa y aunque es cierto, no se puede mentir ante eso, que notas ciertas carencias, ninguna de nosotras fue una niña problematica ni medio homicida, ni nada por el estilo, justamente por que cuando mis padres llegaban a casa se comportaban como lo que tienen que ser, padres.

  21. Niké said,

    Estoy de acuerdo contigo, Marian. Mis padres también han trabajado los dos toda la vida y no por ello nos hemos convertido en monstruitos. O al menos no tanto como los niños de ahora. A nosotras se nos decía no y ya podías patalear, berrear y llorar, que seguía siendo no. Pero vamos, que no hace falta irse tan atrás, que yo tengo primos pequeños y proyectos de sobrinos que son niños obedientes y educados, dentro de lo normal de un niño. Hacen travesuras, no se están quietos y quieren jugar a todas horas. Pero es que son niños, eso es lo que tienen que hacer.

    Lo que no tengo tan claro es cuando un niño monoso pasa a convertirse en un mini-hitler. ¿Será cosa de la pubertad? Porque “en mi época esas cosas no pasaban” XD.

  22. El Señor X said,

    Ok, señoras u señoritas, padres imbéciles también existen no te digo que no, pero mi razonamiento es el siguiente: al niño se le educa donde esté. Y lo normal es que esté en el colegio. Y esa educación debe de ser reforzada y complementada en casa Por lo tanto, la mayoria de esa educación la recibe fuera, tanto del colegio, como de sus amigos.

    Pero ahora, vamos a problema siguiente: para educar a alguien tienes que tener autoridad para hacerlo. Pero hoy en dia, el profesor y el padre (que ahora ya no existen, se llaman tutores legales, 1 punto mas pa zapatitos) estan despojados totalmente de esa autoridad, puesto que la ley se la quita. De aquí resulta, que en la escuela el profesor está atado de pies y manos, temblando porque un mocoso puede hacerle perder su puesto de trabajo. Y así, no hay manera de educar a nadie.

    Lo siento señores, pero esto no es igual que cuando nosotros estudiabamos, porque de mi daba queja un profesor a mi padres y me meaba encima. Ahora, el padre le pide explicaciones a profesor de por que le habla a su hijo en tono despectivo creandole graves problemas psicológicos y culpándolo del fracaso de su matrimonio.

  23. Niké said,

    Ved estos vídeos, que supongo que ya los habéis visto, pero creo que es muy explicativo. Me encanta como habla este hombre. ¡Y qué razón tiene!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: