El puente de las tetas, de Rafael Alberti

diciembre 4, 2012 at 10:41 am (General)

ImagenPor el puente de las tetas
se asoman las venecianas.
Eran tetas, no manzanas,
las del puente de las tetas.
 
 
Bajo el puente de las tetas
yo miraba en la corriente
temblar las tetas del puente
de las tetas.
 
 
Sobre el puente de las tetas
las tetas ennochecían
y se desaparecían
por el puente de las tetas.
 
 
Sin el puente de las tetas
dormí y soñé dulcemente
que dormía sobre el puente
de las tetas.
 
 
 
 
 
 
 
Poema de Rafael Alberti. 

 

 
 
Este poema de Alberti no procede de ninguna morbosa elucubración mental, sino que hace referencia a una pequeña parte de la otra historia, la de un pequeño y conocido puente que existe en la bella ciudad de Venecia: “Il Ponte delle Tette”.
 

El origen de tan curioso nombre se debía al gran número de prostitutas y cortesanas que en las zonas circundantes o asomadas  en él mostraban sus pechos para atraer clientela, y  sobre todo “curar y convertir” en heterosexuales a todo aquel que no lo fuera.


Parece ser que esta cura estaría financiada por altos cargos venecianos que intentaban con ello contener la ola de creciente homosexualidad que en esos momentos vivía la ciudad, hecho al que eufemisticamente hacían referencia como “el pecado Florentino”. Y es que en 1509 se estimaba en unas 12.000 cortesanas las que venían ejerciendo la prostitución en la ciudad de Venecia. 


El oleo que encabeza este post es de Amelia Pisaca cuya obra podéis conocer clikando sobre el nombre de la artista.

 
Info extraída de: http://www.neuriwoman.com/2012/06/por-el-puente-de-las-tetas.html

 

Permalink Dejar un comentario